“Ahora tú si vas a ver lo que es legalidad”…

PRIMERA PARTE

Por: Lcdo. Adalberto R Mesa Duarte

 

¡Ahora tu si vas a ver lo que es legalidad! … Y fueron precisamente estas, las palabras del Jefe de la Unidad Municipal de la Policía Nacional Revolucionaria de la Ciudad de Cienfuegos, el Capitán (ni sé cómo se llama), cuando concurrió a mi casa, exactamente a las 06:55 horas de la mañana,  en compañía de más de doce policías, tres carros patrulleros, un Jeep y dos motos, esposándome eindicando, sin causa que lo justifique, mi arresto y conducción fuertemente escoltado, delante de mi familia y vecinos,  cual delincuente altamente agresivo y peligroso.

¿QUÉ VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS Y DEL CONCEPTO DE LEGALIDADFUERON COMETIDOS?

Fui detenido (y sin explicaciones previas, repito) a las 06:55 horas del día 26 de octubre de 2018, frente a la puerta de mi casa, delante de mi familia, por una decena de uniformados y varios vehículos de la susodicha institución. Sin embargo, por extrañas y hasta este momento desconocidas razones, oficialmente aparezco detenido ese mismo día, pero a las 09:50 horas, o sea TRES HORAS DESPUÉS de la escandalosa y publica actuación policial.

En este caso, espero que a alguien no se le ocurra la estúpida idea de alterar, o falsificar el documento que firmé el primer día de ser detenido, y  al que tuve acceso al séptimo día de mi encierro por conducto del Fiscal Jefe de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial de Cienfuegos, quien por sobre todas las cosas, impresiona ser una persona seria.

Durante alrededor de una hora y media, de las TRES OBSCURAS HORAS en que permanecí NO OFICIALMENTE DETENIDO pero si, “LEGALMENTE DESAPARECIDO fui objeto de TORTURA FÍSICA, pues algunos de mis captores apretaron tan fuertemente las esposas con que permanecía maniatado que la penetración del metal en la piel, provocaron lesiones, cuyas huellas aún hoy persisten.

Si se preguntan: ¿Por qué esta mala intención? Pues bien, los policías que estaban en el local donde me encontraba cautivo, se me acercaban desde atrás y miraban esperando una queja o algún gemido de dolor, que por supuesto, nunca iba a ocurrir. Hasta que llegó una mujer oficial y les indicó que me quitaran las esposas, y que se retiraran de allí. Todo esto fue en presencia del Instructor Policial que permanecía impávido, como si nada ilegal a su alrededor estuviera ocurriendo. Al que le mostré mis manos totalmente inflamadas, marcadas y surcadas por el metal   y ennegrecidas, y le dije: ¡Esto no es más que  es el reflejo de lo que a diario ustedes cometen con la ciudadanía indefensa!… Como respuesta solo obtuve silencio, mucho silencio.

Este mismo oficial, no  me permitió el uso de mis espejuelos para poder leer las declaraciones que de forma irracionalmente incoherentes conformó en torno a lo que ya se vislumbraba como una absurda manipulación al Sistema Judicial, por parte del Ministerio del Interior. Según este mismo oficial, conozco que estoy acusado por ser “presunto autor de delitos de Difamación y Desobediencia” (de esto hablaré en la segunda parte de este documento)

El propio Instructor Policial, (un joven seriamente afectado por sus escasos conocimientos gramaticales y ortográficos del hermoso idioma español) se negó en todo momento a facilitarme el derecho de efectuar una llamada telefónica a mis familiares para que supieran en que Unidad Policial me encontraba.

Se me denegó el derecho al acceso a los Especialistas del Departamento de Medicina Legal de la provincia para que, previo reconocimiento corporal, certificaran las lesiones físicas que yo presentaba en mis manos.

Desde el instante en que el Instructor Policial, oficializa mi arresto y me hace firmar una Acta de Detención, sin esclarecer por qué delito o delitos es que me van a dejar detenido, además de haberme percatado de que se me detiene a partir de las 09:50 horas, y por tanto casi tres horas en que no existo físicamente como detenido en ninguna parte. Me declaro en HUELGA DE HAMBRE hasta tanto no se restablezcan mis derechos y exijo únicamente la presencia de un Fiscal ante quien denunciar todos los maltratos físicos y mentales de que hasta ese momento estaba siendo objeto.

Siendo aproximadamente las 10:20 horas del propio 26 de octubre 2018, desde la Unidad Municipal, soy trasladado hasta la Unidad de la Región No. 1 de Procesamiento Penal, lugar donde permanezco por espacio de veinticuatro (24) horas. Y según el Teniente Coronel Franklin, mi permanencia allí se justifica porque en la Unidad Municipal hay un hermano mío detenido y no “podíamos estar juntos” además, de que yo debía abandonar la Huelga de Hambre para que me sean otorgados los derechos que yo estaba reclamando”.

El día 27 de octubre en horas de la tarde se presenta el Instructor Policial (desconozco su nombre porque no lo dice) y me notifica la medida cautelar de “Detención Preventiva” impuesta por la Fiscal Municipal  Aimara Almeida, para posteriormente en horas de la tarde ser trasladado a la Unidad Provincial de Instrucción Penal, lugar donde permanecen detenidos los autores de los delitos más graves cometidos en el ámbito jurisdiccional de la provincia. Aclaro que esta es la institución militar de reclusión y procesamiento de mayor rigor en Cienfuegos, superior en régimen incluso a la Prisión Provincial.

En esta Unidad Militar, soy confinado a la Celda No 12, en solitario totalmente aislado, incomunicado e identificado como el Detenido No. 494. Un lugar totalmente sellado, con luz artificial (eléctrica) las veinticuatro horas del día, de dos pasos y medio de ancho por tres pasos de largo, donde no está permitido hablar o gritar so pena de castigo.

Aquí el daño o la tortura son psicológicos. Aunque nunca hubo quejas de mi conducta, desde que ingresé manifesté mi posición política contraria al gobierno, así como cuál era mi única demanda. “Restablecer mi libertad y mis derechos.

Faltaría a la verdad, si dijera que aquí fui maltratado física o verbalmente. El personal de seguridad y de la salud se mantenía atento a mi estado, y constantemente me preguntaban si deseaba ingerir algún tipo de alimento, o si deseaba beber agua, algo a lo que me negaba rotundamente. Muchos de ellos expresaban su conocimiento de que mi estancia allí era totalmente injustificada, pero que solo cumplían órdenes superiores.

El Jefe de la Unidad de Instrucción Penal, en entrevista conmigo, una vez conocidas mis demandas, me informa que solo puede acceder a traerme a un Médico Legal para que certifique las lesiones corporales que presento, pero que se iba a quedar con el Certificado que el especialista emitiera, o sea que no me lo iba a entregar, además de que nada más me podía garantizar, toda vez que: “YO NO TENÍA NINGÚN TIPO DE DERECHOS MIENTRAS ESTUVIERA EN HUELGA DE HAMBRE, ADEMÁS, DE QUE SI ALGO ME PASABA, YO ERA EL ÚNICO RESPONSABLE, POR TANTO IBA A PERMANECER EN SOLITARIO,  INCOMUNICADO Y SIN DERECHOS MIENTRAS ME MANTUVIERA EN INANICIÓN VOLUNTARIA QUE ES COMO SE NOMBRABA LA POSICIÓN QUE YO HABÍA ASUMIDO.

El día 31 de octubre, no puedo precisar a qué hora, me conducen a uno de los cuartos de interrogatorios, y por fin: “Aparece lo que desde el primer día supuse era el motor que estaba moviendo todos los hilos de mi detención, permanencia y estado”. El Departamento de Seguridad del Estado, en la figura del que dijo ser el Primer Teniente Daryl, un sujeto decente, muy comedido e interesado en la demanda, pero con la doble intención a flor de piel, para decirme que yo podía estar convencido que el constituía la figura del Fiscal que yo tanto estaba reclamando. Que las denuncias por las que yo estaba siendo procesado, estaban  ya en el tribunal, y que él podía acceder a ellas y descomponer las mismas, así como solucionar la situación de mi hermano y del resto de mis familiares.

Después de alrededor de una hora o más, de dimes y diretes, la conversación queda en estos dos puntos, por parte del Departamento de Seguridad del Estado:

a) Suspender de forma inmediata la Huelga de Hambre y comprometerme a que una vez en libertad, no iba realizar ninguna nueva denuncia en contra de la Policía Nacional;

b) El Departamento de la Seguridad del Estado, se compromete a poner en libertad inmediata a mis familiares e imponer multas administrativas (no definen cuantías).

Día 01 de Noviembre de 2018 en horas de la tarde noche, soy conducido a uno de los cuartos de interrogatorios donde me espera el Fiscal Jefe de Procesos Penales de la Provincia de Cienfuegos, y este me confirma que mi hermano solo había estado detenido por espacio de cuarenta y ocho horas, y el resto de mis familiares no lo había estado. Se dispone mi INMEDIATA LIBERTAD, y este funcionario es quien me confirma que mi detención oficial era desde las 09:50 horas del día 26 de octubre, y no desde las 06:55 cuando en realidad fue.

Para que se tenga una idea: Poseo una estatura de 1.85metros. Al momento de mi arresto me encontraba en perfecto estado de salud física y mental, ingresé al sistema de detención y procesamiento penal policial, con 115.0 kilogramos de peso. Solo padezco de Hipertensión Arterial (controlada) Asma Bronquial y Alergia Crónica. Al ser decretada mi INMEDIATA LIBERTAD, transcurridos solamente SIETE DÍAS, según los pesajes y mediciones de los parámetros vitales que a diario me hacía el personal especializado de los Servicios Médicos del MININT apenas alcanzaba los 104.0 kilogramos.

Salí padeciendo un fuerte estado gripal, dadas las condiciones de permanente humedad en el interior de la celda en que estuve recluido, motivo por el cual tengo tratamiento con antibióticos. Estoy padeciendo alteraciones del sueño, además de fuertes dolores abdominales, y mareos persistentes. De estos,  en la actualidad me estoy aún recuperando.

Continuará…

Fin de la Primera Parte

The following two tabs change content below.
Redacción Somos+

Redacción Somos+

Redacción Somos+

Últimos posts de Redacción Somos+ (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

, , ,
One comment on ““Ahora tú si vas a ver lo que es legalidad”…
  1. Hermano todos de una manera u otra hemos sido víctimas del régimen castrista desde ,aquí todos los q pertenecemos al grupo somos más, te brindamos nuestros brazos y apoyo,, atentamente lorenzo

Deja un comentario

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.