Hoy como ayer…

Por Germán M. Gonzáleza

Hoy como ayer…
Así comenzaba un precioso bolero en la voz inigualable del Benny…

En la última década del siglo XIX los independentistas cubanos enfrentaban una situación internacional muy desfavorable. España no podía acceder a la independencia pues las rentas que generaba Cuba se encontraban comprometidas con créditos de hasta 400 millones de dólares (1), cifra exorbitante para la época; los europeos, sus acreedores, apoyaban el statu quo pues temían la pérdida de la garantía.

Los países “hermanos” de América envueltos en interminables guerras entre caudillos o bajo férreas dictaduras vivían un repunte en las buenas relaciones con la antigua metrópoli, en parte por razones comerciales y en parte por la oleada de inmigrantes procedentes de ella.

Las semejanzas con la situación actual resultan evidentes. Hoy la deudora de cifras exorbitantes es Cuba, arruinada, con agricultura del Medioevo, Patrimonio productivo desaparecido u obsoleto, la migración y la renta por el partido&gobierno de sus hijos más capaces (2) generando riquezas en otros países, fundamentalmente en EE UU, donde entonces crearon Tampa y brindaron brillante aporte en múltiple ámbitos como expone Martí en su artículo “Vindicación de Cuba” (3). Hoy desarrollaron Miami y ocupan lugares preeminentes en todas las esferas, algo evidente y reconocido públicamente por personalidades estadounidenses. América Latina debatiéndose entre caudillos populistas, corrupción y violencias de todo tipo, como hace dos siglos.

Los europeos encabezados por España re colonizan con la “reconversión” de la deuda, según lo pactado Cuba tiene que consultar con los países acreedores (comisiones binacionales) las inversiones y dirigir éstas a sectores de interés “directo o indirecto” de sus Empresas (4) lo cual significa:

• Pérdida de soberanía ¿Consultar con otro lo que haré en mi casa?

• Eternización de las erogaciones que seguirán in saecula saeculorum como participación en los ingresos de las entidades europeas y abastecedoras de todo lo que Cuba no produce o produce sin la calidad requerida. O por intereses corporativos con la complicidad de la parte cubana, veremos por qué.

• Eternización del subdesarrollo y deformaciones estructurales, hay que invertir donde convenga al acreedor, no donde necesita el País.

• Pérdida de lo poco que queda del orgullo nacional. Empleado de entidades administradas por extranjeros el cubano percibe una pequeña fracción del ingreso del homólogo foráneo, el cual le da una “tierrita” por detrás, la cual en el colmo del cinismo el partido&gobierno grava con un impuesto además de cobrar su salario en divisa y pagarle en la deteriorada moneda nacional.

• Corrupción, el que paga manda, el que paga más manda más. En cualquier decisión el supuesto representante por la parte cubana alinea con los intereses extranjeros (como dijimos antes). Eso sucede exactamente así hoy día y seguirá sucediendo cada vez más al incrementarse las causas.

En el plano político el control absoluto de la metrópoli ha sido superado por los vástagos del soldado colonial luego de la victoria sobre quienes mantenían el anhelo del restablecimiento de la Constitución de 1940, esto se logró gracias al apoyo soviético que vistió, calzó, armó, entrenó, adoctrinó y dio información de inteligencia a más de un millón de adversarios. Muchos de éstos posteriormente siguieron los destinos de los derrotados: juicios sumarísimos con miles enviados al fusilamiento, decenas de miles a las cárceles y más de un millón al exilio.

Raúl Castro se caracteriza (sensación de impunidad como producto de largos años rodeado de militares subordinados) por desmentir explícitamente la propaganda oficial. Al unísono con la campaña de divinización del hermano antecesor en múltiples intervenciones dice ahora las instituciones deben jugar su papel al faltar Fidel (admisión de autocracia); debe limitarse a dos períodos el mandato (admisión de lo dicho por José Martí sobre el poder amplio y prolongado (5)); ahora vamos a construir un socialismo próspero y sostenible

¿Y hasta ahora qué hicimos?
Se queja de la maraña burocrática imposible de desenredar; de la dualidad monetaria y cambiaria ni el más sabio de nosotros podrá calcular el daño que ha causado y al admitir la deuda externa causante de si pagamos no comemos y si comemos no pagamos. Todos fenómenos generados durante los nueve lustros de poder absoluto del hermanísimo.

Durante la asunción de Díaz-Canel admite que es producto del laboratorio de cuadros del partido&gobierno (de paso regaña a Machado Ventura por ineficiencia en la selección y formación de jóvenes), se confiesa Gran Elector al designar al susodicho como su sucesor en la cúpula del partido y por tanto durante trece años en total (tres como presidente, siete como presidente y secretario general y tres más en esta última designación) y como Gran Legislador al enunciar los cambios en la futura reforma constitucional. Todo ello desmintiendo la supuesta “democracia socialista” pregonada por los medios e intelectualidad oficialistas.

Los organismos de la ONU más preocupados por la estabilidad del régimen y su suministro de esclavos de bata blanca para resolver problemas del III mundo en parte, y en parte por anti estadounidenses admiten todas las violaciones y pasan un manto sobre las inequidades que sufren los cubanos. Igual actúan países que se encuentran a años luz del disfrute de derechos en Cuba reconocidos hasta 1959: la India con su sociedad de castas, africanos realizando la ablación del clítoris a las niñas, estados confesionales donde aplican castigos dictados por algún profeta hace siglos y otros similares, para ellos Cuba es un paraíso.

El papel del poderosísimo vecino del norte y los cubanos que en él tienen una influencia política y económica desproporcionada de acuerdo a su número es algo para analizar con tiempo y espacio mayores.

Por el momento dejemos las siguientes interrogantes ¿Le conviene a ambos, al vecino y a sus ciudadanos cubanos el futuro planteado? ¿Contradice éste la nunca olvidada Doctrina Monroe? ¿Con esas perspectivas EE UU podrá contar con un vecino amigable tipo Canadá, Bermudas, México en el futuro predecible?

Mientras encontramos las respuestas continuemos con el Benny: …yo te sigo queriendo mí bien. Porque todos los cubanos, aquí o allá, tenemos parientes, amigos y antiguos amores al otro lado del Estrecho de La Florida.

(1) Al firmarse el tratado de París al término de la guerra hispano-cubana-estadounidense éstos se negaron a reconocer la deuda, denunciándola como “odiosa”. La República nació sin esa rémora. Para ampliar sobre el concepto ver:The odious debt, en Unconstitutional regimes and the validity of sovereign debt: a legal perspective, de Sabine Michalowski. EE UU ha utilizado ese término en otras ocasiones (beneficiando Irak con Francia y Rusia, Alemania Federal con ellos y Francia, y otros)

(2) El beisbol es ejemplo: mientras la comisión del deporte efectúa un entrenamiento de meses tratando de formar un equipo no demasiado indigno de la tradición cubana, en ligas foráneas juegan cuatro equipos Cuba como mínimo.

(3) O.C. Edición Digital, t1 pág. 231 y siguientes.

(4) Ver contrato de “reconversión” típico en sitio web del gobierno y del banco español, por ejemplo.

(5) “Todo poder amplia y prolongadamente ejercido degenera en casta. Con la casta, vienen los intereses, las altas posiciones, los miedos de perderlas, las intrigas para sostenerlas” Obras Completas t9, p 340.

The following two tabs change content below.

Comentarios con Facebook

comments

,
IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.