¿Somos continuidad? Continuidad, ¿de qué?

 

…la libertad solo existe, cuando no es de nadie…



Por: Lcdo. Adalberto R Mesa Duarte

Aburre ya el designado “gabellotti” cada vez que en su cuenta de Twitter insiste y reitera el hashtag: #SOMOS CONTINUIDAD.

Yo no voy a cuestionar lo que el “Designado” predica.  Apesar de estar consciente de que mucho de lo que expresa no forma parte ni de su criterio personal, igual respeto merece su opinión. No obstante, si le conminó a que respete los míos.

Como estoy en Cuba y amo a mi patria, por necesidad tengo a bien preguntar:

¿A cuál CONTINUIDAD estará haciendo referencia este señor? ¿Acaso será, a la CONTINUIDAD de la persistente miseria a que ha sido confinado el pueblo de Cuba? ¿O estará haciendo mención a la CONTINUIDAD de la falta del Derecho Pleno a la Libertad de Expresión, Asociación o Reunión Pacífica? ¿O intencionalmente estará encaminando todos sus esfuerzos a la CONTINUIDAD de la Represión Extrema contra quienes opinan distinto o critican abierta y honestamente lo que se debe mejorar en bien de la sociedad en su conjunto?

¡Voy directo al grano!:

El tema del agua pestilente y contaminada que se sirve a la población en Cienfuegos desde hace años, ya pasa de castaño oscuro. Lo mismo ocurre con la cantidad de microvertederos que en cientos de esquinas y espacios abiertos pululan en la que antaño fuera considerada la ciudad más limpia de Cuba.

Aunque no ha llovido tanto como para que por las llaves de agua salga fango, ahora mismo, quienes no posean Filtros de Agua en sus casas, tendrán que pagar (al EstadoSocialista) “otro nuevo precio subsidiado” para adquirir agua filtrada y limpia, en detrimento del mismo añejo y simbólico salario con que se tiene que pagar absolutamente todo lo demás, y en medio del “meteorológico pronostico” del recrudecimiento de las ya insoportables condiciones de vida de los cubanos.

El otro fenómeno cienfueguero, (y de la mayoría del país) no se encontrará en las principales arterias viales de la ciudad, pero basta con entrar a cualquiera de los barrios y repartos de la periferia, donde fácilmente se podrán observar cientos de microvertederos donde la ciudadanía vierte la basura directamente al suelo y a como caiga el contenido objeto de desecho.

Para ninguna de las dos razones, existe solución. Bueno, al menos palpable, pues el asunto indebidamente continuaráy al parecer por el tiempo de incidencia, llegó para quedarse.

A diario, los cubanos estamos viendo como está peligrando hasta la salud de nuestro pueblo por la malsana e hipócrita gestión política de un sexagenario e ineficiente gobierno, aun así, ante cada supuesto logro de sus“lideres”, hay que escuchar y soportar a repetidas voces, el altisonante sonoro y triunfalista regocijo al mérito de quienes por el momento dirigen la nación y de quienes a pesar de todo les apuntalan.

El desinterés en la gestión administrativa, y la inescrupulosa y significativa buena vida de los de arriba, evidentemente contrasta con el constante sacrificio e instinto de supervivencia, y la sistemática, permanente y creciente miseria de los de muy abajo.

¿Aspiraciones…? ¿Para qué?: ​¡En el Socialismo al parecer no son necesarias…! Bueno, al menos para losciudadanos de a pie.  Aquí en Cuba, (claro está, que eso será hasta un día…) basta con decir lo que piensas para que toda la institucionalidad represiva del régimen, de forma soberbia y despiadada se te venga encima, consecuencia esta, que se debe asumir con total dignidad y valentía.

Creo que por temor a represalias no se debe dejar de cuestionar, no se debe dejar de informar, no debe dejar de encaminar nuestro propio esfuerzo por el necesario cambio encaminado a alcanzar la verdadera y plena libertad de nuestro pueblo.

Lo más importante siempre estará por venir. Por la primera vez se empieza. Nunca esperemos ser servidos voluntariamente y con las mejores intenciones, por personas que desde hace mucho tiempo olvidaron donde quedó la vergüenza para vivir del cuento y de la historia que ellos mismos, y a su antojo se inventaron.

Estoy consciente, de que cada día ante la carencia de acciones convincentes por parte del oficialismo que ya se queda sin opciones, se irán sumando muchas más opiniones y criterios en favor del necesario y justo cambio. Y esto, es también un Derecho.

Imagino que de esto, así como de todo lo demás continuarán culpando al gobierno de turno de los Estados Unidos de América. A nosotros nos seguirán acusando de hipercríticos y de contrarrevolucionarios. Nos seguirán difamando y calumniando, pero la verdad siempre vence.

Soy de los que piensa que en paz todo es más factible, y que al menos para ir aumentando algo de presión al “globo de la mentira política que constantemente predican”, deben comenzar por cuestionar más al que intenta representarnos, que al vecino del Norte, pues por lo que ya se viene reafirmando, y aun con sus incómodas formas, además de su abrupta  sinceridad, tiene en sus bolsillos todas las de salir victorioso en una segunda REELECCIÓN, Y MUY IMPORTANTE, será esta por la vía:  ¡DE, MO, CRÁ, TI, CA!

Deben tener presente además, que a ese “molesto vecino”nadie le designó a punta de dedo, así como que tampoco fue impuesto por la fuerza o la influencia del “Jefe Supremo que pretende eternizar el control de un “grupito” sobre el Poder Estatal”.

Además, convénzanse de que a ese “molesto vecino”, la crítica diaria, agresiva, constante y directa lo fortalece. En cambio, a ustedes la simple crítica, honesta y respetuosa, les aterra y les llena el cerebro de perturbadoras intenciones. Y de estas últimas, ya nuestro pueblo tiene vastísimas y sangrientas experiencias.

El mundo los observa. El mundo es testigo. Recuerden que más temprano que tarde, y aún en el más allá, serán juzgados por sus actos. Afortunadamente,

“La Historia” no absuelve a criminales…

The following two tabs change content below.

Redacción Somos+

Grupo de Redacción de Somos+.

Comentarios con Facebook

comments

One comment on “¿Somos continuidad? Continuidad, ¿de qué?

Comments are closed.