Alexander OtaOla en Europa, debate jurìdico

Estimados,

 El paso del comunicador y activista político Alexander OtaOla por Europa nos ha dejado un buen sabor de boca, tenemos un camino largo por recorrer para lograr la Cuba perfecta que anhelamos, pero conscientes de enlazar las cadenas correctas tendremos un 2023 lleno de momentos esperados, y el apoyo del régimen de La Habana a Putin y las declaraciones del dictador Díaz Canel le convierten en aliado del principal enemigo de Europa en estos momentos así que esto debería convertir también a la dictadura castro comunista en la diana de la UE, por ello, siendo capaces de utilizar las herramientas que tenemos en nuestro poder, podríamos por una parte lograr la derogación del PDCA (Acuerdo Político, de Diálogo y Cooperación UE-Cuba), y al mismo tiempo lograr una condena sin precedentes al régimen con la demanda de enero en Londres, sobre todos estos retos, sobre lo que nos queda por conseguir, comparto la siguiente nota del equipo jurídico de Cubanos por la Democracia con ustedes.

Plataforma jurídica Cubanos por la Democracia con Alex OtaOla en Madrid, a la izquierda: Lic. Reimel y a su derecha: Lic. Julio

El activismo social, político y jurídico de los cubanos en Europa. Lo que hemos conseguido y lo que nos falta por conseguir.

Reimel Ariosa Méndez

Abogado ICAM 132.642

Cubanos por la Democracia

15 de diciembre de 2022

En un momento en el que la administración de Joe Biden en los Estados Unidos intenta por todos los medios acercarse a la dictadura cubana, con el único obstáculo de una comunidad cubana despierta y atenta a cada intento parar frenar todo acercamiento, Europa ha pasado a convertirse en un escenario protagonista de la lucha contra las complicidades internacionales con la dictadura.

Son muchas las actuaciones de la comunidad cubana europea ante los gobiernos nacionales europeos y las instituciones de la Unión Europea las que han conducido hasta esta situación. Son muchos los ejemplos de actuaciones que generan o han generado un golpe de impacto en las relaciones institucionales de la dictadura en Europa. Pero empecemos por el principio.

Como suele ocurrir, todo comienza con el activismo social. Al contrario que en Estados Unidos, la comunidad cubana europea no había destacado por un activismo en contra de la dictadura, quizás por una mayor lejanía que desemboca en una mayor apatía, quizás porque en Europa la comunidad cubana está más fragmentada y dispersa -ideológica y territorialmente-, pero esto ha cambiado.

Sin restar importancia a las demostraciones públicas que hayan tenido lugar en otros países europeos, el centro de todo este despertar de la comunidad cubana lo encontramos en España. Ocurrió algo de capital importancia, la comunidad cubana exiliada decidió unir fuerzas en Madrid y tomar de a poco las calles españolas para señalar todas las atrocidades que se cometen en Cuba y todas las complicidades en las que incurren las instituciones españolas. Y sí, hablamos de exiliados, porque el cubano no emigra voluntariamente, se ve obligado a buscar en otro país la vida libre y cómoda que en el suyo está prohibido encontrar. No es necesario ser un perseguido político, eso es un plus de peligrosidad que los cubanos que dentro de Cuba levantan la voz lastimosamente sufren. Los cubanos somos todos exiliados.

La organización de cubanos en Madrid podría decirse que tuvo un efecto llamada. La organización de cubanos en otras partes de España se esparció como la pólvora, formándose en Barcelona otro núcleo de confrontación a la dictadura. Pero no quedo todo en España; en Italia, en Bélgica, en Francia, en Suiza, en muchos países europeos el fenómeno se replicó de forma exponencial. Claro que no todo fue el efecto llamada de la organización cubana, ha habido catalizadores imprescindibles. Probablemente no saben sus autores, el daño que han hecho a la dictadura con una simple canción. Patria y Vida fue el gran catalizador de todo esto, una canción que sumó a todo aquel cubano que no se había sumado en Europa y engrosó las filas de las organizaciones de cubanos en Europa que se enfrentaban ya de forma diaria a los tentáculos de la dictadura.

Desde entonces todo ha ido a más. Las demostraciones en las calles europeas no han parado, en algunos lugares de España, como Madrid o Barcelona, son casi diarias. Los contactos con los partidos políticos europeos se han materializado como la siguiente fase de ese activismo social, que ahora llamaríamos activismo político. Las asociaciones y agrupaciones de cubanos han tenido la ocasión de reunirse con políticos, de entregar información a los políticos, de pedir acciones a los políticos, de posicionar, en definitiva, parte de la política europea del lado de la causa por una Cuba libre. Y como apoyo a todo esto cobró importancia un activismo jurídico que, si bien ya había comenzado de forma muy residual o minoritaria, ahora se alzaría como el complemento perfecto. Los tres pilares europeos de la lucha contra la dictadura cubana.

Son muchos los ejemplos. Se ha puesto en la mira europea a los presos políticos cubanos, que se contabilizan y cuyas desapariciones se denuncian de forma constante. Se ha puesto en el ojo mediático prácticas de esclavitud moderna como el uso de los médicos cubanos por parte de la dictadura. Se han celebrado encuentros en parlamentos nacionales y en el propio Parlamento Europeo. Se han presentado mociones y proposiciones no de ley ante administraciones regionales o nacionales para la denuncia del Acuerdo de Dialogo político de la UE y Cuba. Se han presentado denuncias ante tribunales y ante las instituciones europeas. Se han presentado peticiones al Parlamento Europeo. El activismo social, político y jurídico cubano en un esfuerzo conjunto ha elevado la voz de las calles a las instituciones.

Pero nos queda mucho camino por recorrer. La posición frontal política es nuestra meta, porque solo esa posición puede llevar a Europa a rechazar mantener lazos con la dictadura cubana. Y tenemos una posición frontal, pero en una política minoritaria, y que en la propia Europa tachan de extremista. Así que sí, nos queda mucho aun por recorrer para demostrar al resto de fuerzas políticas, y a la sociedad europea, que el extremismo está en el apoyo a Cuba, una dictadura comunista que vulnera diariamente todos los derechos humanos posibles.

He aquí un listado de acciones que todos los cubanos en Europa podemos hacer para seguir presionando, para que la verdad salga a la luz:

  • Acudir a los portales de transparencia regionales y nacionales de nuestros países de residencia, y encontrar en ellos las ayudas que nuestros gobiernos envían o han enviado a Cuba con diferentes pretextos. Hacer público cuánto dinero europeo, de nuestros impuestos y del de nuestros conciudadanos, han ido a parar a manos de la dictadura. Exigir a los organismos de transparencia que publiquen información sobre como no han controlado que ese dinero haya sido destinado a sus objetivos. Poner toda esta información en mano de los políticos que nos apoyan, para que la población europea sea consciente del malgasto de sus impuestos.
  • Acudir a los colegios profesionales con datos e información sobre como los profesionales homólogos en Cuba no solo no cumplen los estándares de la profesión, sino que violan de forma sistemático cualquier código deontológico. Exigir una condena, un pronunciamiento de estas organizaciones profesionales que avergüencen a los cubanos que se valen de su profesión para ser herramientas de represión y control dentro de Cuba.
  • Acudir a las sedes de aquellas empresas europeas que hacen negocios hoy en Cuba, que son cómplices, cooperadores necesarios del peor de los delitos, de crímenes de lesa humanidad. Demostrar a ellas y a la población europea las consecuencias de su apoyo económico, la sangre que mancha sus negocios.
  • Educar a nuestros hermanos cubanos que puedan votar, desde Cuba o en nuestros países, en los valores de la democracia y de la libertad. Porque solo con una base de votantes cubanos podremos ser de peso para los políticos europeos, podemos apelar a nuestra utilidad electoral como incentivo para sus apoyos.
  • Denunciar incesantemente las complicidades de políticos y sus partidos con la ideología comunista de Cuba, con Cuba o con las empresas que en Cuba se benefician del sufrimiento de nuestro pueblo.
  • Denunciar ante la policía o los tribunales a aquellas personas y asociaciones que, en favor de la dictadura cubana, nos atacan, que incitan al odio hacia los que luchamos por la libertad.
  • Proponer a los políticos que nos apoyen, estrategias útiles, acciones posibles y de utilidad, en el ámbito político que corresponda, para la denuncia de la complicidad con Cuba. Mociones de reprobación, proposiciones de ley y no de ley, solicitudes de comparecencias de cargos cómplices, fiscalización de instituciones y de las ayudas de cooperación internacional, etc.

La presión funciona, es el momento de seguir presionando. Conseguiremos una Cuba libre, no lo dudemos ni un segundo.

Cubanos por la Democracia en sesión del Parlamento Europeo
The following two tabs change content below.

Redacción Somos+

Grupo de Redacción de Somos+.

Comentarios con Facebook

comments

, , , , , , ,