Un Buen Verano…¿Para quién?


Por Germán M. González


Cinco de la tarde en la cola del P14 del habanero Parque de la Fraternidad. Cola nutrida y perspectiva de una hora dentro de las atiborradas “entrañas del monstruo”, en este caso verde. Dos jubilados compensan sus magras pensiones, uno cambia pesos por cuatro pesetas, se busca una  y en la escasez crónica de moneda fraccionaria y el transporte cubano que no “da vuelto” el viajero se ahorra 60₵. El otro jubilado vende (re-vende) el órgano oficial de partido, un peso y se gana 80₵ si logra venderlos. No hay mucha demanda, a pesar de que el Granmahabitualmente es escaso y la cola es multitudinaria.
Un cansado vistazo permite advertir un titular del órgano en primera página:
Días-Canel: Ha sido un «buen verano»… La interjección inevitable: Ñoooo!!!
Al llegar al hogar dos horas más tarde y leer el contenido del artículo la interjección se escapa varias veces más con las evaluaciones del designado (para dos períodos de cinco años) y surge inevitable ¡Apretó!
Luego de mencionar el sambenito de las difíciles condiciones económicas de las cuales el único causante es el imperialismo (el yanqui, lo otros no existen) y olvidando las mil y una barrabasadas cuyas consecuencias paga el susodicho bloqueo—perfecto para las justificaciones, si no existiera habría que inventarlo— la gritona jefa de la organización juvenil partidista informa que 45 mil jóvenes participaron en los campamentos juveniles de verano, lo dice como cifra enorme y los demás lo tragan, en realidad el 2% de unos 2,2 millones de jóvenes entre 14 y 30 años residentes.
La supresión de las redes privadas “por una decisión soberana de gobierno” se destaca entre los logros señalados, claro, para quienes mantienen el control de la sociedad como si estuviéramos  en la Edad Media, no en el Siglo XXI. También menciona el incremento salarial que no saca a Cuba del penúltimo lugar (por delante de Venezuela, el último) del salario real en América Latina y el Caribe.
Finalizando el artículo, como de pasada, se mencionan “pequeñas dificultades”, como:
       “Situación epidemiológica complicada en varias provincias”.  C.J. Finlay y Don Tomás Estrada Palma deben revolverse en su tumba ante esta situación, resuelta por ellos al nacer la República en 1902 y mantenida hasta su supresión el 7 de febrero de 1959.
       “Interrupciones en la recogida de desechos sólidos, sobre todo en la capital”. En realidad lo que se interrumpe es la “no recogida” cuando eventualmente se efectúa algo que dista de ser sistemático.
       “La ocurrencia de accidentes de tránsito”. Milagrosamente menores de lo que cabría esperar, con viales desastrosos y circulación de vehículos antediluvianos mayoritariamente. Claro, siempre en los medios oficialistas los culpables resultan ser choferes y peatones irresponsables.
       “En determinados lugares fallaron suministros”. En realidad bastante generalizado y debe entenderse que esos fallos son sobre listados mínimos de suministros  habitualmente disponibles, es decir, no son fallos sobre abastecimientos normales en el mundo, sino sobre los mínimos listados cubanos.
La valoración del presidente designado (para dos períodos) no incluyó muchísimas calamidades, y sobre todo una surgida recientemente, la plaga del caracol gigante africano, llegado a Cuba no sabemos cómo ni si existe la posibilidad de que se mantenga su indeseable arribo en el futuro. Con la proliferación de basureros, edificaciones en ruinas y solares yermos en todo el País incluida la sesquicentenaria capital (y especialmente en ella) las perspectivas de erradicación son remotas, y ni siquiera las esperanzas de control epidemiológico aceptable son realistas. Otracalamidad que sistema copiado de la Unión Soviética dejará a los cubanos de mañana.

The following two tabs change content below.
German Manuel Gonzalez

German Manuel Gonzalez

Germán Manuel González Rodríguez Soy Licenciado en Contabilidad y Finanzas (UH) pero la mayor parte de mi vida laboral fue como economista siempre en el sector agropecuario. Trabajé en Venezuela en el diseño, implementación y puesta en marcha de siete empresas de la esfera agroalimentaria y forestal entre el 2006 y el 2009. Actualmente jubilado. Ejercí la docencia como profesor adjunto en la Universidad de La Habana durante veinte años, poseo la categoría docente correspondiente, ha participado en múltiples eventos profesionales en Cuba y en el extranjero y cursado post grados y entrenamientos. Durante muchos años escribí sistemáticamente a instituciones y personalidades sobre la situación del País, nunca recibí respuesta alguna y solo conseguí un expediente abierto en la DGSE. Con la apertura de Internet comencé a escribir artículos sobre temas socio económicos aparecidos en las revistas Palabra Nueva y Vitral, Blondín; en el blog SPDcubano.blogspot.com; en el blog de somos+; en cubaencuentro; desdelaislaperdida.wordpress y otras publicaciones digitales. Filmé hasta veinte videoconferencias para la Academia 1010 de SOMOS+ Considero un ejercicio inútil las polémicas entre los que desean la democracia para Cuba, primero pescar el pez y convertido en pescado entonces discutiremos como cocinarlo, por tanto coopero con todo propósito dirigido a este fin. Soy un convencido, por la Historia y por la lógica, de que solo en democracia se alcanza el desarrollo.
German Manuel Gonzalez

Últimos posts de German Manuel Gonzalez (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

, ,