Manipulación y desvergüenza en el ocaso de un moribundo…


Por: Lcdo. Adalberto R Mesa Duarte

Si la república no abre los brazos a todos y adelanta con todos, muere la república.
José Martí

Creo que si el pueblo de Cuba se sintiera conscientemente libre de expresar lo que ha guardado durante sesenta años, Raúl Castro y su “SIEMPRE UNÁNIME, ASAMBLEA NACIONAL” renunciarían en masa de tan seria responsabilidad.

En una verdadera democracia, la “Cooptación” no puede ser una opción. Entonces pregunto: ¿Por qué seguir en las mismas?… ¿Cómo resultó posible, que la Constitución de 1940, uno de los documentos jurídicos más avanzados de su época, y cuya aplicación pudo trascender hasta nuestros días, fue necesario aniquilar en el año 1976, para posteriormente y en reiteradas ocasiones irse modificando al antojo del eterno censor, hasta llegar a desaparecer de su concepción inicial?

La respuesta, es bien sencilla: ¡Garantizar la permanencia en el poder de toda una casta!, que al estilo de los más clásicos dictadores, deslumbraron a unos, y sometieron, apresaron o asesinaron a otros, tan solo para someter a todo un pueblo en nombre de la libertad.

La Constitución de 1940, y la democracia como sistema de gobierno en ella establecida, fue vulnerada por el “Comandante Censor” y su Revolución mucho antes de su entrada a La Habana en 1959. Cualquier debate en este sentido, devendría en amplio y justificado cuestionamiento a cada una de las normas que a través del tiempo fueron introducidas a la Ley de Leyes, y que objetivamente blindaron e imposibilitaron una respuesta popular que pudiera revertir la desdicha social que sobre el pueblo se avecinaba y que a la postre provocaron el anquilosamiento de la sociedad en que vivimos.

Seis décadas, han sido más que suficientes para que la sociedad cubana, se haya resignado, a la tristeza, a los miedos y a la incapacidad de realizar por si misma aportes significativos al desarrollo de la nación. A modo de ejemplo, para tomar como referencia situaciones socialmente reprochables, en las que preponderan los intereses personales del Dictador, por sobre los del pueblo de Cuba, y en los que se evidencia que la palabra “PUEBLO” solo es utilizada para manipular y así justificar absurdas ambiciones. El análisis total de la norma constitucional resultaría interesante, pero demasiado extenso para esta ocasión:

De la Constitución de 1940. Artículo 10. Y cito: El ciudadano tiene derecho. Inciso a) A residir en su patria sin que sea objeto de discriminación, ni extorsión alguna, no importa cuales sean su raza, clase, “opiniones políticas” o creencias religiosas. Fin de la cita.

En la Constitución de 1976 en el Capítulo VI IGUALDAD en el ARTÍCULO 42 y cito: La discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la ley. Fin de la cita.

¿Ahora bien, por qué razón el “Censor en Jefe” curiosamente induce a que se obvie, en la Constitución de 1976, la razón de discriminación por “opiniones políticas”?

He aquí una de las respuestas: En la práctica cotidiana, es cierto que en Cuba, cualquier persona que sea discriminada por razón de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana, está relativamente protegido por el Estado, únicamente en la persona agraviada se debe observar una premisa: ¡que el discriminado, tiene que ser revolucionario o al menos mantener un perfil bajo y adecuado a las perpectivas de la doctrina revolucionaria! O sea: ¡VISTA AL SUELO Y SIN PROTESTAR!

Por todos es sabido, que en caso contrario, la actuación de la Fiscalía, los Tribunales, y el Ministerio del Interior, resulta abrumadoramente diferente, pues pensar y opinar distinto en Cuba, es una palpable condena a vivir en la ignominia, la sumisión y el desamparo institucional.

¿Acaso habrá que seguir confiando en este gobierno solo porque ha dado Educación y Salud “gratuitas” al pueblo? ¡El pueblo también tiene derecho a las libertades fundamentales que fueron eliminadas a partir de 1959!

Creo que antes de concurrir a votar mecánicamente para legitimar en referéndum, el Proyecto de Constitución propuesto por Raúl Castro y su dictadura, la sociedad cubana debe concientizar en las respuestas a muchas de las interrogantes que aquí expongo, de lo contrario continuaremos con la “bota opresora sobre nuestras cabezas”

En “La Constitución de 1940”, repito, aparecían implementadas muchas de las garantías de las que en la actualidad el pueblo de Cuba carece, pues fueron intencionalmente eliminadas, a fin de perpetuar el totalitarismo como elemento fundamental de dirección y sumisión social, por lo que cabría preguntar entonces:

• ¿Por qué razón el gobierno de la República de Cuba, que se vanagloria de un apoyo absolutamente total del pueblo, tiene la obligada necesidad de establecer y blindar el papel rector del Partido Comunista al frente de la sociedad cubana, sin someterlo a la consulta, votación y aprobación del pueblo? Que dicho sea de paso, y si se interpreta bien: ¡El partido está incluso por encima de la propia Constitución…!

• ¿Por qué fue abolido el Tribunal de Garantías Constitucionales? Por todos es sabido que la Fiscalía, no garantiza, ni responde con total transparencia a las demandas por violaciones a los Derechos Humanos por parte del Ministerio del Interior, incluso, ni las que están refrendadas en la propia Constitución de 1976 y las reformas siguientes.

• ¿Qué derechos, por ejemplo, le asisten al ciudadano cuando le son confiscados, por parte de la Policía o el Departamento de Seguridad del Estado, propiedades, o bienes útiles de uso personal? En el marco legal de 1940, era la autoridad judicial, la entidad que determinaba este proceder. En la actualidad lo ejecuta un simple funcionario y en muchas ocasiones ni se plasma en Acta la acción de confiscación. Y en ese caso: ¡Ni preguntes…!

• ¿Por qué no se cumple el principio de la presunción de inocencia? En Cuba se detiene a un ciudadano… ¡Hasta por feo…! Basta con que el Estado presuma que una persona pueda cometer un delito, para que sea objeto de reclusión. Se detiene y después se investiga…

• ¿Por qué los registros de detenidos o presos no son públicos? Son muchos los ejemplos, en que se niega esa vital información al familiar y/o interesado, hasta pasados días. Y a veces ni se brinda dicha información.

• ¿Por qué a los presos o detenidos por motivos políticos se les confina junto a los presos o detenidos por delitos comunes? Hay bastantes casos denunciados y muy bien documentados, donde hasta golpizas reciben de “algunos presos o detenidos revolucionarios”…

• ¿Por qué a los cubanos se les restringe o se les prohíbe a residir en lugares o territorios del país, e incluso, por qué se les destierra dentro de su propia patria? Ejemplo: En la capital…

• ¿Por qué a los ciudadanos cubanos se les prohíbe la entrada a su propio país, o se les prohíbe la salida de este sin motivos que así lo justifiquen?

• ¿Por qué los ciudadanos cuya opinión política es opuesta al régimen, son objeto de represión y censura? ¿Dónde está la libertad de expresión? ¿Por qué se les niega incluso, hasta el derecho al trabajo?

• ¿Por qué es criminalizado el hecho de asociarse o reunirse pacíficamente y sin armas, por qué desfilar o asociarse para todos los fines de la vida sin más limitación que la indispensable para garantizar el orden público, es un acto reprimible?

• ¿Por qué no se declara punible todo acto por el cual se limite o prohíba al ciudadano a participar en la vida política de la nación? ¿Por qué no se sanciona toda forma de coacción para obligar a un ciudadano a afiliarse, votar o manifestarse en contra de su voluntad en cualquier operación electoral?

• ¿Por qué no se permite con ajuste a las leyes, la libre formación de asociaciones y/o partidos políticos de distinta tendencia ideológica?

• ¿Por qué no se elige al Presidente de la República mediante sufragio universal por el pueblo, a través del voto directo y secreto? Y ¿Y por qué no se limita a este a ejercer únicamente por un período de cuatro años con la posibilidad de una sola reelección?

• ¿Por qué no se autoriza el derecho al sufragio de la diáspora que es ya de casi tres millones de cubanos? A los que se les ha despojado de hasta el derecho de residir en su propia patria.

• ¿Por qué tiene que ser únicamente, quien se cree el Rey de este país y no los ciudadanos del pueblo, los que propongan las reformas a la Constitución?

En mi modesta opinión, la única forma legal y no violenta, de frenar esta farsa, es con el voto de todo el pueblo de Cuba, y si el gobierno de Raúl Castro, desea demostrar una apertura realmente democrática, debe observar una palpable transparencia, debe prescindir de las acostumbradas manipulaciones de la opinión pública, debe además, permitir la asistencia de observadores internacionales, y como es lógico, debe incluir en la consulta popular a todo el Exilio Cubano. De no ser así, entonces nuevamente será ésta, una Constitución excluyente y parcializada.

La Constitución de 1940 fue masacrada por Fidel y Raúl Castro, y si no se restituyen la mayoría de los preceptos que fueron de ella eliminados, la sociedad cubana continuará sometida a la resignación, el miedo y la opresión. Sesenta años de esta “Estanco – Revolución” así lo demuestran.

The following two tabs change content below.
Redacción Somos+

Redacción Somos+

Redacción Somos+

Últimos posts de Redacción Somos+ (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

, ,
2 comments on “Manipulación y desvergüenza en el ocaso de un moribundo…
  1. O dices esto porque vives en el monstruo verde olivo y claro!, la doble moral! O eres el tipico….
    El típico perdedor. (Loser en inglés)
    No es cuchi y critica, no opina.
    No ha logrado mucho o nada en la vida.
    Es un envidioso y un frustrado.

  2. ¿será que no entiendo la ironía? ¿Alzarse? ¡Juhhhhmmmmm! ¿Me estará hablando a mi? Naaaaa! No creo….

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.